1 Carrusel2 NOTICIAS
9 octubre, 2019

Frenó México cruce de indocumentados a El Paso

DIARIO

Aunque el total de migrantes detenidos en la frontera bajo en el mes de septiembre por cuarto mes consecutivo, autoridades federales informaron que durante el año fiscal 2019 –que terminó el 30 de septiembre- sumará un millón de aprehensiones en la frontera, registrando un número record del que no se tenía ‘ni en el pensamiento’ en la última década.

“Estos son números que ningún sistema de inmigración en el mundo está diseñado para manejar”, dijo Mark Morgan, comisionado interino de Aduanas y Protección Fronteriza, (CBP).

El funcionario federal enfatizó el impacto que ha tenido el apoyo de la Guardia Nacional de México para frenar los cruces de indocumentados por El Paso. De su punto más álgido, en mayo, cuando se detuvieron a poco más de 144 mil aspirantes a asilo político en este sector –incluyendo un grupo de mil 36 migrantes– el mes pasado los arrestos en El Paso cayeron a 52 mil migrantes.

Esto equivale alrededor de un 65 por ciento menos que el registro en el quinto mes de 2019. 

“Las estrategias del gobierno han dado resultados, resultados espectaculares”, dijo Morgan en la sala de prensa de la Casa Blanca.

La crisis fronteriza ‘pegó’ en su máximo a principios de este año, siendo El Paso uno de los puntos clave en cruces ilegales.

A principios de septiembre, Ramiro Cordero, vocero de la Patrulla Fronteriza, reveló que mientras a un nivel nacional, el número de aprehensiones bajó en un 22 por ciento, en el Sector de El Paso, el registro se presentó en un 28 por ciento, marcando así, un desplome en arrestos fronterizos en comparación con meses anteriores.

En el mes de julio, las aprehensiones en El Paso llegaron a los 11 mil 600 aproximadamente, mientras que, en el mes de agosto, se registraron en 8 mil, expresó Cordero.

“Esta baja en detenciones se debe principalmente a la colaboración de autoridades mexicanas con el Departamento de Defensa, el trabajo de loa agentes y la Guardia Nacional”, comentó.

La ‘crisis migratoria’

El volumen de migrantes que cruzan la frontera casi agotó los recursos y ocasionó críticas por las condiciones insalubres en las estaciones fronterizas, donde familias y niños estuvieron detenidos a veces por días y semanas, pese a que estas instalaciones estaban hechas para detener a personas por un máximo de 72 horas.

En El Paso, cientos de agentes de CBP que procesan a vehículos, peatones y camiones de carga comerciales fueron removidos de sus puestos en apoyo a la Patrulla Fronteriza.

El Paso desplegó 194 agentes en apoyo a la Patrulla Fronteriza por la crisis humanitaria de migrantes, de los cuales, unos 155 pertenecían a los puentes internacionales.

A principios de junio, según un informe realizado por el Banco de la Reserva Federal de Dallas, el comercio anual a través de los puentes internacionales en El Paso ha bajado poco más de 4 mil millones de dólares.

El intercambio internacional en esta región fronteriza ha perdido miles de millones de dólares en los primeros meses de este año, y se debe principalmente a los inminentes tiempos de espera en los puentes internacionales, de acuerdo con el reporte.

México: aliado clave

Los cruces no autorizados de México a los Estados Unidos marcaron el mayor volumen en 12 años, en medio de una afluencia récord de familias centroamericanas que alcanzó su punto máximo durante la primavera, abrumadores agentes estadounidenses, estaciones fronterizas y tribunales de inmigración.

El total de migrantes que cruzan la frontera generalmente baja durante el verano por el calor. El cruce vuelve a subir cuando el tiempo comienza a ponerse fresco, aunque las autoridades han insistido que el declive no se debe simplemente a los cambios estacionales.

Después del número de aprehensiones registradas en mayo, el presidente Donald Trump exigió una represión, amenazando con imponer aranceles a las importaciones mexicanas si las autoridades mexicanas no ayudaban a detener la marea.

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador respondió desplegando miles de tropas de la guardia nacional para reprimir a los migrantes centroamericanos, al tiempo que permitió que Estados Unidos ampliara un programa que requiere que los migrantes esperen fuera del territorio estadounidense mientras se procesan sus reclamos legales.

Bajo ese programa, que la administración Trump llama los «Protocolos de Protección de Migrantes», casi 50 mil migrantes han sido devueltos a México, muchos de ellos esperando meses en ‘peligrosas ciudades fronterizas’.

Los funcionarios de Trump informaron que el programa ha sido efectivo para disuadir a los migrantes que pueden estar tratando de jugar con el sistema con solicitudes de asilo sin fundamento.

Hay menos detenidos en centros

En las instalaciones fronterizas hay menos detenidos. Hace cuatro meses, había unos 19 mil individuos, cantidad ‘enorme’ cuando 4 mil ya era considerado un nivel crítico. Ahora tenemos menos de 4 mil personas, dijo Morgan.

La mayoría de los inmigrantes que vienen a Estados Unidos son familias centroamericanas que huyen de la violencia y la pobreza y se entregan al cruzar la frontera. Muchos solicitan asilo.

Los números de CBP

En el año fiscal 2019, CBP detuvo a 977 mil 509 personas que intentaban cruzar la frontera sur, que es 72 por ciento más alta que el año fiscal 2014, año que se consideraba ‘como uno de los años más ocupados en esta década’.

Para el mes de septiembre, el total de encuentros de CBP (aprehensiones de la Patrulla Fronteriza y operaciones inadmisibles de operaciones de campo) a lo largo de la frontera suroeste fue de 52 mil 546 personas.

“Estas acciones de aplicación muestran una disminución en todos los datos demográficos clave (como los niños no acompañados), aunque los adultos solos representan la menor disminución. Si bien esta es una disminución con respecto a las cifras de agosto, sigue siendo mayor que durante el mismo período de seis de los últimos siete años anteriores”, declaró la agencia.

Los agentes de la Patrulla Fronteriza de CBP rescataron a 4 mil 911 personas en el año fiscal 2019, de peligros mortales que enfrentan los migrantes al cruzar la frontera ilegalmente.