1 Carrusel2 NOTICIAS
11 septiembre, 2019

Muta fenómeno migratorio por Ciudad Juárez y El Paso

LA VERDAD JUÁREZ

Ciudad Juárez – El fenómeno migratorio por esta región fronteriza se transformó en los últimos meses: el flujo de extranjeros que arriban para cruzar a Estados Unidos cayó, repuntó la llegada de mexicanos desplazados para solicitar asilo al gobierno estadunidense y creció el número de migrantes retornados, muchos de los que ahora enfrentan el desafío de regularizar su residencia para quedarse en esta comunidad.

La nueva condición es reportada por autoridades de ambos lados de la frontera, a 10 meses del arribo masivo de migrantes a esta frontera.

“El flujo migratorio está en una nueva fase”, dijo Héctor Padilla Delgado, delegado del Instituto Nacional de Migración, durante su participación en el Congreso de Ciencias Sociales Paso del Norte.

Aseguró que el arribo de migrantes extranjeros cayó para volver a casi los niveles que se tenían en octubre de 2018, antes de la llegada masiva de personas en busca de asilo estadunidense, que aquí se comenzó a registrar en la segunda quincena de octubre del año pasado.

“Pasamos de una etapa de contingencia a una de regulación e integración de migrantes a la ciudad”, dijo el funcionario federal.

Fotografía: Alejandro Sánchez /La Verdad-Archivo

La caída del flujo migratorio en la región es exhibida por cifras oficiales de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés), que en el último mes muestran que, en la región de El Paso, Texas, se alcanzó la cifra más baja en ocho meses trascurridos del año.

La agencia estadunidense reporta que en agosto detuvo en la región a 50 mil 693 mil personas, lo que representa una caída de casi un 30 por ciento con relación a julio, cuando se registraron 71 mil 982 detenciones, y un 62 por ciento menos que en mayo pasado, cuando contuvo a 132 mil 859 migrantes, el número más alto de personas que cruzaron de manera ilegal por esta región.

La disminución del flujo migratorio por la zona de Ciudad Juárez y El Paso se comenzó a registrar desde junio, cuando el gobierno de México desplegó un ‘muro humano’, con militares y elementos de la Guardia Nacional, en el bordo del río Bravo para impedir el cruce de personas hacia territorio estadunidense.